Semirrígidas

Las lentes de contacto semirrígidas son pequeñas y duras. Por su tamaño se colocan y retiran fácilmente de la superficie de la córnea. El periodo de adaptación es prolongado, ya que, por ser rígidas, constituyen un cuerpo extraño al que el ojo debe habituarse. Las lentes de contacto semirrígidas no se recomiendan para la práctica de deportes por su mayor facilidad de pérdida. Sin embargo, proporcionan una excelente calidad visual en graduaciones elevadas.

Consejos Lentes de Contacto

    Mostrando todos los resultados (4)